Los osos son mamíferos pertenecientes al orden Carnívora y agrupados dentro de la familia Ursidae. Las especies extantes (especies vivas en la actualidad) de esta Familia están divididas en tres grandes grupos: la subfamilia Ursinae, que incluye al oso polar (Ursus maritimus), oso pardo (Ursus arctos), oso negro americano (Ursus americanus), oso bezudo (Melursus ursinus), oso negro asiático (Ursus thibetanus) y oso malayo (Helarctos malayanus); la subfamilia Tremarctinae, cuyo único representante es el oso frontino (Tremarctos ornatus) y, la subfamilia Ailuropodinae, cuyo único representante es el oso panda (Ailuropoda melanoleuca).

De las ocho especies extantes, cinco (oso negro americano, oso pardo, oso negro asiático, oso malayo y oso frontino) son omnívoras e ingieren una gran gama de alimentos, desde vegetación verde tierna, frutos diversos, raíces, insectos, anfibios, aves, hasta otros mamíferos.

Las otras tres especies tienen dietas más especializadas, siendo el oso polar básicamente carnívoro, el oso panda herbívoro y el oso bezudo, insectívoro. Sin embargo, estas especies también consumen otros tipos de alimentos dependiendo de la disponibilidad de recursos.

En la actualidad encontramos osos en los continentes de América, Asia y Europa, siendo el oso frontino la única especie de oso con presencia significativa en el hemisferio sur. 

En todas las especies de osos, el macho es más grande que la hembra (dimorfismo sexual). No obstante, esta diferencia es variable dependiendo de la especie y la localidad.

Especie

Diferencias de Tamaño

Oso polar

Machos 25-45 % más grandes

Oso pardo

Machos 35-50 % más grandes

Oso negro americano

Machos 33 % más grandes

Oso bezudo

Machos ligeramente más grandes

Oso negro asiático

Machos ligeramente más grandes

Oso malayo

Machos 10-15 % más grandes

Oso frontino

Machos 33 % más grandes

Oso panda

Machos 10-20 % más grandes

Las especies de mayor tamaño son el oso polar y el oso pardo. Individuos de ciertas subespecies (razas geográficas) de oso pardo pueden llegar a medir hasta 10 pies de longitud (desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola). La especie de menor tamaño es el oso malayo con apenas un tamaño promedio de tres pies.

Especie

Tamaños Promedios de los Machos

Oso polar

8, 4 pies

Oso pardo

7 – 10 pies

Oso negro americano

6 pies

Oso bezudo

5 – 6 pies

Oso negro asiático

5 – 7 pies

Oso malayo

3 – 5 pies

Oso frontino

7 pies

Oso panda

5 pies

Los osos son plantígrados, esto quiere decir que apoyan toda la planta de sus patas al caminar. Las patas de los osos están provistas de cinco dedos con garras curvadas y filosas.  Son particularmente importantes ya que la termorregulación (regulación del calor corporal) se realiza principalmente a través de ellas. Las patas traseras son más grandes que las delanteras y la huella dejada por éstas se parece mucho a la humana, con la diferencia que deja una imagen especular con el dedo más grande hacia el exterior de la pisada.

La creencia general ha sido de que los osos tienen una visión muy pobre. Esto se debe a la conducta de ellos de acercarse a los objetos que le llaman la atención y de levantarse sobre en dos patas cerca de los mismos. Sin embargo, esto aparentemente no es cierto en todas las especies. Así por ejemplo, el oso polar tiene los ojos tan grandes como los ojos humanos y poseen un par de pestañas adicionales que le ayuda a filtrar el reflejo del sol sobre la nieve. La percepción de profundidad es excelente y los osos polares son capaces de percibir un objeto inmóvil en la nieve a más de 1 Km. de distancia. Además, gracias a unas membranas protectoras del ojo, ellos son capaces de tener una excelente visión bajo el agua.

El tamaño y la posición de las orejas varía según la especie, desde orejas largas, grandes y caídas, como las del oso bezudo, a orejas muy pequeñas como las del oso polar. Aparentemente la audición de los osos es buena.

El olfato es el sentido más importante para los osos. Les permite identificar a otros individuos, evitar peligros y procurar alimentos. La especie de oso con el sentido del olfato más agudo es el oso polar, del cual se ha reportado la detección de una presa a más de diez (10) Km. de distancia.

Los osos son criaturas curiosas e inteligentes y pueden ser peligrosos en ciertas ocasiones. Parecen lentos y torpes, pero en realidad son rápidos y ágiles. Algunos son hábiles trepadores como el oso frontino y el oso malayo.

Les conferimos cualidades humanas y existen fundamentos lógicos para explicar tal apreciación. Cuando estudiamos en detalle algunos aspectos de la biología de estos animales nos daremos cuenta de su habilidad de andar erguidos a ratos sobre sus dos patas traseras; su extraordinaria cualidad para detectar a los intrusos en su territorio por medio de su desarrollado sentido del olfato y percepción; la forma de las huellas de sus patas traseras que se asemejan mucho a las humanas; su habilidad para manipular objetos doblando los codos de sus patas delanteras; la forma en que las osas amamantan a sus crías sosteniéndolas entre patas delanteras y apoyándolas en su barriga y, por último, sus particulares preferencias alimentarias (se dice que muchas tribus indígenas norteamericanas y euro-asiáticas aprendieron a sobrevivir en las montañas fijándose en lo que comían los osos). Estas características, y otras tantas, han servido de base para que la humanidad haya generado una imagen antropomorfizada de los osos. Así pues, a lo largo de la historia hemos aprendido a admirarlos y a respetarlos por su aspecto carismático e inteligencia.

En la actualidad cinco (5) especies de osos se encuentran muy amenazadas de extinción debido a factores asociados a la actividades humanas.


Categoría de Amenaza según Lista Roja de la Unión Mundial Para La Naturaleza (UICN) (*). Listado en CITES (**).

Oso polar (Ursus maritimus)

Es el más grande de los carnívoros vivientes y el símbolo del gélido Ártico para todos los pueblos del mundo.

Los Inuit (tribu esquimal) lo han incorporado a sus valores culturales desde tiempos ancestrales.

No está amenazado en la actualidad aunque su conservación depende de una vigilancia atenta y el cumplimiento de acuerdos internacionales.

(*) MENOR RIESGO, Dependiente de Conservación.

(**) APÉNDICE II.

 

 


Oso pardo (Ursus arctos)

De todos los osos, es el que ocupa el mayor territorio a nivel mundial. Debido a esto se ha diversificado en una gran cantidad de subespecies o razas geográficas, siendo la más grande, la de la isla Kodiak en Alaska (Ursus arctos middendorffi).

A pesar de estar fuera de peligro a nivel mundial, en algunas regiones está cercano a la extinción, como es el caso de Europa Occidental y el Sur de Asia. En México desapareció a mediados del siglo XX.

(*) MENOR RIESGO, Preocupación Menor.

(**) APÉNDICE II, APÉNDICE I (Mongolia y China).

 


Oso frontino o andino (Tremarctos ornatus)

Es el único representante de la familia de los osos en América del Sur. En tiempos precolombinos ocupó un lugar muy importante en la cultura de los pueblos andinos. Sin embargo, hoy en día es perseguido por falsas creencias y se cuenta entre los osos más amenazados del mundo.

(*) VULNERABLE.

(**) APÉNDICE I.

 


Oso negro americano (Ursus americanus)

Aunque su nombre indica una característica asociada al color, no debe ser considerada literalmente para referirse a esta especie, ya que la coloración varía tanto entre los individuos y las regiones, que incluso hay poblaciones de osos negros "blancos" en una isla de Columbia Británica, en Canadá. Su imagen se ha popularizado a nivel mundial a través de innumerables historias y personajes de caricaturas.

Sus poblaciones silvestres se mantienen aun viables y las estrategias desarrolladas para su estudio y conservación, han servido de modelo para conocer mejor la ecología de otras especies de osos.

(*) MENOR RIESGO, Preocupación Menor.

(**) APÉNDICE II.


Oso bezudo (Melursus ursinus)

Su nombre hace referencia a la forma de la boca, ya que el labio inferior es más largo que el superior.

Su aspecto es algo diferente al de los otros osos, ya que su cuerpo esta cubierto por un abundante pelaje que le protege contra las picaduras de hormigas y termitas, que son su principal alimento.

En las ultimas décadas, la medicina tradicional china ha ocasionado la alarmante declinación de las poblaciones de esta especie al atribuirle poderes mágico - curativos a ciertas partes del animal.

(*) VULNERABLE.

(**) APÉNDICE I.


Oso negro asiático (Ursus thibetanus)

Su dominio son los intrincados bosques de los Himalayas en donde se deja ver en muy raras ocasiones. Al igual que los otros osos asiáticos, es víctima del tráfico internacional de partes de osos para el mercado ilegal de la medicina tradicional china.

Hoy sus poblaciones están muy amenazadas y casi extintas en Japón y el sudeste de Rusia.

(*) VULNERABLE.

(**) APÉNDICE I.


Oso panda (Ailuropoda melanoleuca)

Este carismático oso es el símbolo mundial para la conservación de la naturaleza. Su hábitat esta restringido a los bosques de bambú del centro de China.

A pesar de los grandes esfuerzos para lograr su preservación, el oso panda sigue estando en peligro de extinción y quedan menos de 1000 individuos en estado silvestre.

(*) EN PELIGRO.

(**) APÉNDICE I.


Oso malayo (Helarctos malayanus)

Este oso, el mas pequeño de todos, continua siendo un enigma para los científicos, quienes  no han podido estudiarlo detalladamente en su intrincado hábitat, localizado en las selvas lluviosas del sudeste asiático.

Su estado poblacional actual es desconocido, pero se presume que esta muy amenazado debido a la destrucción de su hábitat, al tráfico de oseznos y a su cacería para abastecer las demandas de la medicina tradicional china.

(*) INSUFICIENTEMENTE CONOCIDO.

(**) APÉNDICE I.


Créditos en Fotos: 

- Las fotos de esta sección fueron extraídas del CD-ROM "BEARS & PANDAS of the world", con excepción de:

- Oso negro asiático: © AZA, Bear Taxon Advisory Group.

- Oso malayo: © Brian Parker/Tom Stack & Associates.

- Detalles de las patas de oso: © Denis Torres.