Avances de la Biología Molecular permiten la generación
de una gran cantidad de información cuyo análisis requiere del
empleo de herramientas de cálculo y computacionales altamente
especializadas. El desarrollo de estas herramientas tiene por nombre
"Bioinformática" y es considerada hoy por hoy una de las grandes revoluciones
revoluciones en las ciencias biológicas y computacionales.
El servidor de Bioinformática es producto del trabajo conjunto de CeCalCULA,
la Universidad de los Andes ULA y del Instituto de Investigaciones Científicas IVIC.
Su creación fué posible gracias a la subvención G-97000634 del Conicit, como apoyo a la creación de una Red Nacional de Análisis Genético Poblacional,
Sistemática Molecular y Biología Integrativa
organizada alrededor de un Laboratorio de Biología Integrativa que abarca varios laboratorios a nivel nacional.